Los Bastones

    Las primeras expediciones fueron las que empezaron a utilizar este tipo de bastones en sus caminatas.

    Su uso, cada vez más extendido en todos los niveles, los convierten en una herramienta muy útil. Está demostrado que evitan lesiones musculares de los miembros inferiores, columna, articulaciones, ayudan al descanso de la musculatura respiratoria y producen un efecto de calentamiento en los músculos de los brazos. Las consecuencias reales del uso de uno o dos bastones de montaña son basicamente tres:

    – Aliviar peso a nuestras rodillas

    – Ayudarnos a mantener el equilibrio

    – Relajar los hombros y espalda del peso de nuestra mochila.

    Así pués, los bastones de montaña disminuyen la fatiga muscular de nuestras rodillas y por lo tanto nos ayudarán a mantener un ritmo más regular y relajado durante nuestra actividad, sea en terreno nevado, mixto o rocoso.

    NOTA: Los principiantes deberán empezar sin bastones para ir adquiriendo un sentido del equilibrio adecuado.

    ASPECTOS GENERALES

    Al caminar, el ser humano soporta el peso de todo su cuerpo más la carga en una sola pierna. En ella mantiene el equilibrio hasta el próximo paso, donde traspasa el peso al otro pie. El bastón nos proporcionará un mínimo de 2 puntos de apoyo en todo momento. Tal vez esto no nos resultará lo suficientemente atractivo hasta el momento en que debamos vadear un río o realizar una larga caminata a media ladera. Los bastones ayudarán a ascender cuestas de hasta 40º de frente, siempre y cuando no encontremos hielo. También permitirán realizar los descensos con más rapidez y seguridad, reduciendo el riesgo de caídas, sobretodo con mucha carga y nos ayudarán en la superación de obstáculos. Utilizar un par de bastones es como andar con cuatro piernas, ya que reparten los esfuerzos a todas las extremidades y por tanto ofrecen mayor seguridad que uno solo. Una buena idea es el uso de bastones en la montaña, especialmente en los descensos, siempre que se utilicen correctamente. En pendientes pronunciadas, los bastones deberían usarse por pares. Los de 3 y 4 tramos se reducen a un mínimo tamaño. Los de 2 tramos son más ligeros y más robustos e ideales para el esquí de travesía. Su longitud ha de ser regulable (modelos telescópicos) con empuñadura anatómica y una punta de metal duro. Para no quedarse enganchado en gritas o retamas, y no hundirse en la nieve son aconsejables en ocasiones unas pequeñas arandelas o rosetas de plástico. Las arandelas grandes, ideales para travesía invernal, evitan que el bastón se hunda en nieves blandas y profundas. Las arandelas pequeñas, específicas para trekking, walking y skating, son más manejables e ideales para nieve dura, hielo y zonas sin nieve o con poca. Un sistema de amortiguación instalado en la empuñadura o en el interior del bastón, suaviza la carga sobre las articulaciones de los codos y los hombros. O durante la ascensión se mueve también la musculatura de los brazos, los hombros y el pecho, con ello se activa el riego sanguíneo y la respiración. Para el escalador resulta al mismo tiempo una parte de la fase de calentamiento. En las zonas con nieve blanda nos hundiremos menos. En tramos difíciles ayudaran a mantener mejor el equilibrio. Al servir de apoyo cuando se atraviesan barrancos muy empinados, se reparte mejor el peso del cuerpo sobre la suela de las botas. Durante el descenso, gran parte de las tensiones y cargas que sufren las articulaciones de las rodillas y las caderas, pasan a la parte superior del tronco; con ello se eleva la protección del aparato locomotor minimizando un desgaste prematuro del cuerpo, cuidarse para cuando se tenga mayor edad.

    COMO UTILIZAR LOS BASTONES DE TREKKING. TÉCNICAS:

    Al clavar los bastones en el terreno, los brazos deberán conservar una posición de ángulo recto de 90º.

    En descensos, los alargaremos adecuadamente para que el cuerpo conserve la postura más recta posible.

    En subida deberemos reducir el tamaño para poder incorporar el cuerpo hacia adelante.

    En flanqueo a media ladera ajustaremos uno más corto que el otro para que las manos queden a la misma altura.

    No utilizar nunca el bastón sin arandela cuando nos desplacemos por la nieve, ya que se hundiría en cada clavada.

    COMO ELEGIR LOS BASTONES

    Básicamente tendremos que observar algunos aspectos técnicos para hacer una elección acertada a nuestras necesidades:

    Los tramos; formados por dos o tres partes telescopicas normalmente de aleación de aluminio y de un grosor de entre 0.8 y 1.3 milímetros. Una de las aleaciones más comunes es el zicral (aluminio 7075). También los encontraremos de fibra de carbono (composite) más ligeros, finos y flexibles que las aleaciones de aluminio.

    Los bloqueos; es importante comprobar la facilidad de bloqueo y desbloqueo, su resistencia, su longitud maxima y sobretodo si existen recambios. Encontraremos también en el mercado los bloqueos «antishock», los cuales amortiguan cuando la presión sobre el bastón es mas alta de lo habitual.

    Las puntas y rosetas; si solamente utilizamos el bastón para el esquí, una punta normal de estrella será suficiente, con roseta termoplástica grande para travesía, o corona dentada para nieve dura o esquí alpino. En cambio para actividades todo terreno como el trekking, una punta de acero de widia será lo mas aconsejable dada su gran durabilidad. Es importante también que el modelo elegido tenga puntas de recambio ya que la vida del bastón depende básicamente de la puntera.

    Los puños; comprobad la comodidad y sobre todo el buen agarre de los puños de diferentes bastones. Los encontraremos de goma (los mas económicos), de corcho transpirable y neopreno, de diferentes densidades de gomas y de inclinaciones variables e incluso agresivas y sencillamente rectos. Sin duda alguna el corcho transpirable y las gomas de diferentes densidades son los mas cómodos, lástima no poder apreciar su comodidad hasta haber recorrido unos cuantos kilómetros con ellos.

    El gran abanico de ofertas comerciales de este producto nos planteara muchas preguntas y nos hará aún más difícil su elección, por lo tanto es obligatorio asesorarse en tiendas especializadas y preguntar sus diferencias y características principales; comprueba todos estos detalles. Desconfía de marcas desconocidas, sin recambios, de bloqueos y desbloqueos difíciles, de mangos incómodos y aprieta con fuerza para ver su resistencia al pliegue.

    Muchos trekkers, montañeros y escaladores utilizan bastones de esquí (telescópicos) porque ayudan en las subidas y descensos y alivian el esfuerzo de la espalda y las extremidades inferiores, particularmente la rodilla.

    VENTAJAS DEL USO DE BASTONES

    – Cuando los bastones se utilizan con la técnica adecuada, especialmente en los descensos, los bastones pueden liberar varias toneladas de peso del cuerpo en descenso por hora de marcha. Esto produce un alivio considerable de la columna y articulaciones en las siguientes situaciones:

    – Edad avanzada, exceso de peso.

    – En caso de artritis o enfermedades de las articulaciones.

    – Cuando se transportan cargas pesadas, como por ejemplo en expediciones.

    – Caminando por pendientes de nieve, o cruzando ríos, o cuando se camina con poca visibilidad (niebla, noche).

    DESVENTAJAS DEL USO DE BASTONES

    -Si la distancia entre el cuerpo y los bastones es muy grande, no solo se reduce el alivio del esfuerzo, sino que puede ser contra- producente, y puede amenazar el equilibrio del usuario. El uso continuo de los bastones puede disminuir la coordinación del caminante y también su estabilidad, aunque en su mente se sienta más seguro. -Esta desventaja se hace más evidente en terrenos difíciles.

    -En general es más fácil, por razones fisiológico-motrices, y para los caminantes sanos, aprender a mantener la elasticidad y utilizar una técnica apropiada de marcha sin la ayuda de los bastones, que utilizándolos regularmente

    Tomado de: cumbreaventuras.com.ar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *