Iliniza Sur e Iliniza Norte

Apenas situados a media centena de kilometros de Quito se levantan este par de cerros. La altura moderada, el fácil acceso y la cercanía a su hermano mayor, el Cotopaxi, han hecho de los Ilinizas un destino ideal para aclimatar. Iliniza Sur Iliniza Norte El pico Norte con 5116 msnm presenta pocos problemas técnicos, su cumbre puede ser alcanzada desde el refugio situado a 4750 msnm en un par de horas, inclusive un buen y madrugador caminante encontrará porsible ascenderla en un solo día desde el valle. Aparte de las laderas de roca muy deleznable que requieren cierta precaución, sobretodo del puntero para no dejar caer piedas sobre sus compañeros que le siguen atrás, hay que tener en cuenta el mantenerse alejando de cumbres y aristas durante las usuales tormentas vespertinas, por los probables rayos cuya tendencia para hacer contacto en los sitios eleados es proverbial.

El pico sur es otra historia, considerado localmente una escalada difícil, en realidad no es muy complicado pero si algo deportivo y de cierto cuidado. Sus pendientes relativamente empinadas requieren de un buen conocimiento de la técnica en hielo y de los sistemas de seguro. Sin embargo, la ruta normal es una asension relativamente corta.

Para los mas aventureros, el pico Sur ofrece una variedad de vías de cierta dificultad. Por la cara sudeste hay una que franquea una pared de roca de 300 metros y acaba justo en las cornisas bajo la cumbre. En realidad el Iliniza Sur es una piramide que puede ser ascendida por muchos lados, algunas rutas tienen autoría, pero las más tienen progenitores humildes e incógnitos. La ruta antigua a veces conocida como la rampa o la canaleta aunque practicable hoy en dia, es mas peligrosa que dificil debido a la acelerada deglaciación, consecuencia del calentamiento glaciar que además cambia constantemente las rutas. Donde habían laderas nevadas hoy afloran paredes de roca. Grietas y seracs aparecen y desparecen con inusitada rapidez. Acceso

El camino de acceso a los Ilinizas deja la carretera Panamericana en el punto llamado Jambelí, a ocho kilometros al sur de la población de Machachi. Desde aqui un camino empedrado conduce a la pequeña población de El Chaupi a siete kilometros mas allá. Se puede alquilar una camioneta en Machachi, en Jambeli o en el Chaupi hasta ek parqueadero de los Ilinizas. Existe tambien un recorrido de buses entre Machachi y El Chaupi que parten cada media hora. En el Chaupi las cabaña La Llovizna ofrece hospedaje, guias y transporte.

Desde el parqueadero de La Virgen el sendero atraviesa un bosque de pantzas o polilepis para luego alcanzar la arista que conduce al refugio. La huella es muy clara, solamente en las ahora excepcionales nevadas hay que tener la precaución de abandonar la arista hacia la derecha estando ya cerca de la montaña.

Ascensión

La ruta a ambos picos parte desde el refugio hasta la ensillada que es el promontorio por donde se unen. Alcanzado este punto, la vía l Pico norte continúa por una línea que a ratos va sobre la arista y otros muy cerca y paralelo a ella. Se sigue la arista hasta que bajo el primer pico ésta se vuelve impracticable. Aqui un paso un paso de cierto cuidado, bautizado con un nombre dramático y algo exagerado de «el paso de la muerte» conduce a la ladera norte de la montaña, por la cual luego de una travesía ascendente hacia la derecha se alcanza nuevamente la arista cuyo punto más alto es la cumbre.

Para quienes no necesiten regresar por la misma ruta hacia el refugio, es posible descender los arenales de la cara norte directamente hasta el páramo, una vez en él se puede atravesar la quebrada a mano derecha y alcanzar el camino que conduce al parqueadero. La ruta al Pico Sur continúa desde la ensillad hacia la terraza que es una planada cercana y cubierta parcialmente de hielo y situada al pie de las laderas que conducen a la cumbre. La ruta más usada en estos días asciende por la ladera hacia la derecha de la canaleta. Es la cara noroeste y la vía discurre por una zona agrietada y eventualmente también pasa por una pequeña pared pétrea que aunque no presenta mayor obstáculo si puede causar problemas cuando de ella caen piedras. Es por lo tanto recomendable usar siempre el casco. Atravesada esta pequeña pared la vía cruza las laderas bajo la arista de la cumbre, es una travesía de cierta inclinación. Dependiendo de la habilidad de los montañeros involucrados es mejor asegurar la cuerda, cualquier resbalón en este punto puede provocar una larga caída hasta la base del pico, cosa que lamentablemente ha acontecido más de una vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *