El Casco de Escalada

    Características de los cascos de escalada. Sus ventajas y desventajas, para que cada cual elija mejor.

    INTRODUCCIÓN

    Llevar el casco es signo de querer conservar la cabeza. Sin embargo, existen muchos escaladores que todavía, por razones estáticas algunas veces, se niegan a llevarlo. Allá cada cual. Desde estas líneas vamos a explicar las características de los cascos de escalada. Sus ventajas y desventajas para que cada cual elija mejor.

    EVOLUCIÓN

    Es evidente, y las experiencias y las estadísticas así lo demuestran, que el casco es un elemento básico en la seguridad del escalador. Muchas veces se argumenta el peso del casco (casi medio kilo), la falta de visión, el calor añadido, lo feo que está uno con el casco puesto, para no usarlo. Pero en la actualidad estos argumentos han perdido valor, con los cascos ultraligeros, modernamente diseñados y con multitud de formas diferentes.

    Desde los cascos de la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad la técnica ha evolucionado en gran manera. Los primeros casco aparecen en la espeleología y minas, como forma de llevar la lámpara frontal. Es a partir de los años 60 cuando se busca un casco pensado únicamente para la escalada. Los primeros en pensar son austríacos y franceses. El famoso casco Galibier, diseñado por el célebre escalador francés René Desmaison crea una moda en la que la totalidad de los escaladores prácticamente lo usan. Todavía hoy en día se ve alguno, que por cierto habría que sustituir. Era un casco sobrio pero eficaz, que ya utilizaba las cintas interiores para separar la cabeza de cuerpo del casco. Durante muchos años se utilizaba este casco, hasta que en los años 70 con la aparición de la escalada libre se vuelve a no usar el casco.

    Ante el boom de la escalada deportiva los fabricantes se ven obligados a solucionar las quejas de los escaladores para no llevar casco. De esta forma en los año 90 las marcas Salewa (Capi) y Camp (LW260) son los primeros en ofrecer un casco hiperligero. Petlz, crea años más tarde el Meteor, añadiendo a la ligereza un nuevo diseño rompedor, que luego sería seguido por otras marcas. Para esto hay que cambiar el diseño y los materiales. De esta forma se consigue bajar de los 300 gramos de peso. Otros fabricantes siguen por este camino, como Grivel, Cassin, Camp y Salewa. Otras, sin embargo, siguen el camino de fabricar un casco sobrio, menos estético pero más resistente, como Edelrid. Al final el escalador encuentra de esta manera un gran abanico de posibilidades donde elegir.

    Sin embargo tenemos que ser conscientes de que no existe todavía un material que consiga absorber mucha energía en pocos milímetros. La norma define en cierta manera un límite fisiológico de seguridad aceptable. El escalador debe conocer este tema y elegir en consecuencia.

    Estudios médicos demuestran que el límite fisiológico máximo que nuestra cabeza puede aguantar es de 1000 daN. Esta fuerza, por ejemplo, se consigue con una piedra de 100 gramos cayendo desde una altura de 50 m, u otra de 500 g cayendo desde 10 m.

    SISTEMAS DE FABRICACIÓN

    Hoy en día existen dos sistemas de construir cascos de escalada:

    Protección por deformación. Protección por rotura.

    Proteccion por Deformacion: La energía del choque se absorbe deformando el material del casco. La cabeza se mantiene intacta y separada mediante un sistema de cintas interiores. Entre estas cintas y el casco exterior existe un espacio que consigue que el impacto no toque la cabeza. Después del impacto, el material exterior vuelve a su estado anterior y puede amortizar otros golpes. Son casco robustos y muy seguros. Sin embargo, no se encuentra ningún modelo que pese menos de 400 gramos y estéticamente pueden no gustar. Son ideales para alpinismo aunque los golpes laterales quedan un poco desprotegidos debido al sistema de cintas. Las carcasa de estos cascos están construidos con policarbonato.

    Proteccion por Rotura: La absorción de la energía se realiza por la compresión del material. Se utiliza un poliestireno expandido de alta densidad que consigue una excelente relación peso-amortiguación. Además con este material se puede diseñar de cualquier forma la apariencia del casco. Su ligereza es la principal característica. La resistencia lateral es óptima.

    Sin embargo, el material es muy frágil. Cada pequeño golpe queda reflejado en la carcasa, dando una imagen de viejo. Para los impactos verticales fuertes puede tener menor absorción que los de la otra clase.

    CARACTERÍSTICAS

    * Un casco no es eficaz si no está ajustado correctamente y bien posicionado en la cabeza. Es muy normal ver los casco echados hacia atrás, dejando toda la frente al descubierto y anulando el sistema de cintas.

    * Hay quienes opinan que decorar el casco con pegatinas puede alterar la composición de las carcasas.

    * Los casco se pueden lavar con agua y jabón neutro. Y así limpiar los restos de sudor de las cintas.

    * El color es importantes, pues el blanco al repeler los rayos del sol te calienta menos la cabeza.

    * La ventilación es básica. Elegir un casco con buena ventilación.

    * La duración normal de un casco sin golpes importantes es de cinco años, para que el material pueda absorber bien la energía. Lo que no hay que dudar nunca es cambiar el casco al menor asomo de duda o signos evidentes de fatiga del material o golpes importantes.

    LA NORMA CEN

    La norma europea se basa en 7 tests.

    4 tests sobre la capacidad de absorción de energía en cargas verticales, transversales, frontales y por detrás:

    Se prueba con una energía de 100 julios por una masa de 5 kg. Cayendo desde 2 metros de altura, o lo que es lo mismo, una masa de 1 kg cayendo desde 10 m, o una masa de 100 gramos cayendo desde 100 m. De esta forma la cabeza no debe aguantar más de 800 daN. De esta forma la caída de una piedra de 1 kg desde 100 metros no está protegida por el casco. Sin embargo, el casco debe proteger la caída de un escalador de 40 metros.

    1 test sobre la resistencia a la penetración: Un puntero de forma cónica en un ángulo de 60º con una masa de 3 kg cayendo desde 1 m. El puntero no debe tocar la cabeza. El policarbonato tiene una muy buena resistencia a esta prueba.

    1 test sobre la resistencia del barbuquejo El sistema de cintas debe estar fijado a la carcasa en tres puntos y repartir correctamente la carga soportada.

    1 test sobre la resistencia del sistema de retención

    En fin, la elección la tiene cada uno. El casco debe perseguir un compromiso entre ergonomía y seguridad. Y si tenemos dudas, la seguridad siempre es más importantes que la estética.

    Tomado de: barrabes.com


    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *